2011/10/07

VICENTE GUALLART - "BARCELONA TIENE 20.000 EDIFICIOS QUE ESTÁN AFECTADOS URBANÍSTICAMENTE"


Publicat a: La Vanguardia, Barcelona 07/10/2011
BLANCA CIA

ENTREVISTA: VICENTE GUALLART Arquitecto jefe del Ayuntamiento de Barcelona.


Cuando el urbanismo de Barcelona era capitaneado por Oriol Bohigas, surgió Metápolis. Era un grupo de arquitectos que no comulgaban con el canon de la época. Vicente Guallart (Valencia, 1961) era uno de ellos. Tenía entonces 30 años y ahora es el arquitecto jefe y gerente del área de Urbanismo del Ayuntamiento de Barcelona. Y tiene a Bohigas como consejero áulico en el recién creado consejo asesor del área que dirige. En los últimos años de CiU en la oposición, Guallart fue el arquitecto de cabecera de Xavier Trias y, sobre todo, de Antoni Vives, el actual edil de Urbanismo. A Guallart, autor del proyecto Sociópolis de transformación de una porción de la Huerta de Valencia, le gusta mucho hablar de hábitat urbano, tecnología y medio ambiente; de conceptos generales. Pero vamos a lo concreto.

Pregunta. ¿Modificarán el proyecto de reforma de la plaza de la plaza de las Glòries?

Respuesta. No. Estamos de acuerdo porque está bien ordenado y la idea del parque central es buena. Se tiene que seguir trabajando paso a paso. Acabar el museo Dhub, luego los equipamientos, derribar el anillo y luego los túneles.


P. ¿Revisarán la urbanización de la futura Sagrera?

R. No hablamos de urbanismo, sino de hábitat urbano. De barrios productivos a velocidad humana en una ciudad hiperconectada y de cero emisiones. En los lugares en transformación como la Sagrera, donde hay un millón de metros cuadrados por construir, se debe vivir e ir a trabajar a pie.

P. La Sagrera se planificó con edificios de altura de viviendas y sector terciario. ¿Se revisará?

R. En Barcelona se ha hecho urbanismo pero no ciudad, sobre todo en lo planeado para la Sagrera, con unas plusvalías del terreno que no existirán, o en la cobertura de Sants. Se salva con nota un problema de infraestructura, pero hay que reconsiderar el resto. Lo haremos este mandato.

P. ¿Reniega del urbanismo practicado en Barcelona?

R. El Ayuntamiento había convertido el urbanismo en una cuestión técnica de cambio de cromos. Y ahora hay que decidir cuál es la estrategia de la transformación futura de la ciudad. La crisis provoca un cambio productivo y hace falta una visión a 25 años. En época de crisis se harán pocas cosas, pero las que se hagan deben ser buenas. Sobre todo el futuro de la ciudad. Y ese es el proyecto arroba Ictinea: transformar una zona del puerto de Barcelona que entrará en obsolescencia y con gran valor estratégico para la ciudad, ya que está delante de Montjuïc.

P. ¿Y el Puerto, qué opina?

R. Ya se ha empezado a hablar. Este es un proyecto que se hará con el Puerto. Como ya se hizo con la transformación, hace años, del Port Vell en zona de ocio. Ahora, como se ha hecho en otras ciudades -Valencia y Vigo- el puerto se desplazará hacia fuera y ese terreno se gana para la ciudad. Insisto en que todo debe ser a largo plazo, no menos de 20 años.

P. Si el urbanismo ha muerto, ¿qué pasa con sus instrumentos? El alcalde, Xavier Trias, defendía hacer nuevas normas de juego.

R. Se han hecho 300 modificaciones del Plan General Metropolitano (PGM) desde que se aprobó, en 1976. Ahora se debe hacer primero el Plan Director Metropolitano y después la nueva planificación de la ciudad. Llevamos casi 40 años con aquella norma y en Barcelona hay 20.000 edificios afectados de un total de 200.000. Algunos están afectados por alineación, otros por estar previstas áreas verdes, equipamientos o viales que nunca se han ejecutado. Un proyecto que seguro que se revisará es el de los Tres Turons o Torre Baró. Tiene que ser compatible el parque urbano con las viviendas.

P. ¿Cuál es el nuevo modelo que seguir?

R. Hay que pensar en la habitabilidad de las personas y cómo se crea valor en el territorio. El mensaje de ciudad innovadora al exterior, de la capital del móvil... Ahora se debe inventar el urbanismo del siglo XXI, el de las redes de información y de la ecología. Generalizar el modelo del 22@ -impulsado desde los noventa por los sucesivos Gobiernos de izquierdas- y pensar más en Boston que en Roma; economía del conocimiento frente a turismo.

P. Pues el turismo tiene un peso -el 17% del PIB- en Barcelona y el alcalde lo defiende...

R.
El turismo es bueno a corto plazo y se debe potenciar. Pero solo el de calidad porque en caso contrario destruirá el tejido productivo de la ciudad.

P. ¿Y no estamos ya en ese camino?

R. Si lo estamos hay que reconducirlo. No podemos ser un parque temático. Si Gaudí atrae a millones de personas, está muy bien, pero hay que potenciar la biomedicina, la economía del conocimiento.

P. ¿Está a favor de la nueva plaza frente a la Sagrada Familia?

R. Sí. La veo bien. La Sagrada Familia lleva asociada un sistema urbano que la rodea, un determinado espacio público.

P. Hay cientos de afectados, de gente que vive y trabaja en esa zona. ¿Quién debe afrontar el coste de las indemnizaciones?

R. No lo sé, pero es un proyecto que diseñar a 20 años.

No comments:

Post a Comment